Expedición Antártica

Objetivo: La Antártida 🇦🇶. Historia de un sueño cumplido. Día 0, El Inicio de mi mejor viaje.

NO IMPORTA COMO…PERO QUIERO LLEGAR

Creo que fueron las primeras palabras que me vinieron a la mente una vez que se cruzo en mí la Antártida. Para ser exactos fue un mes de Abril de 2015, y en un lugar exacto, en el trabajo. Recuerdo como si fuera ayer mis pensamientos, mis primeras búsquedas por internet y mi decisión unánime de conseguir mi objetivo. Recuerdo la frase que le dije a mi compañero: Sergio, el año que viene me marcho de viaje a la Antártida, el con cara de asombro, como es normal no se creía nada o simplemente pensaría que yo estaba diciendo sumamente tonterías o una idea algo alocada, pero era mi objetivo, y así lo fue. Dado que por aquel entonces no conocía mucho la Antártida, solo conocía ciertos lugares o grandes documentales de ver en la 2. Después de tomar dicha decisión, fueron pasando los meses y lo más normal cuando quieres hacer un viaje algo grande y a un destino algo desconocido y tan lejos, era intentar ir con algún amigo. Y me propuse contar mi idea a varios amigos, los más cercanos. Este viaje quería que fuese con gente que realmente sabía donde iban a llegar, donde iban a pisar y donde iban terminar, y también saber lo más importante que iban a cruzar el paso de Drake, el paso más peligroso del mundo.

IMG_0898
Atravesando el Canal de Beagle

Rápido conseguí animar a un par de amigos, la suculenta idea de viajar a la Antártida llamaba a cualquiera…pero rápido vinieron los primeros imprevistos y problemas. El tiempo y el dinero. Creo que son las dos cosas más importantes en un viaje. Dado que estos amigos si que dispondrían del dinero, pero no del tiempo, me propusieron moverlo hacia otras fechas, posponerlo unos años, sin fecha concreta, pero algo dentro de mi, me decía que tenia que ir ese año, y en ese momento…Pero ¿Qué hacer? Mover el viaje para un año más adelante, para el ¿2017? Para el ¿2018? Y si para esos años pasaba algo, y si en mi trabajo no me dan dichas vacaciones, y si no tengo dinero…Eran muchas las cuestiones que ocurrían en mi cabeza, muchas preguntas y sobre todo mucha incertidumbre ¿Que hacer? Esa era mi verdadera pregunta, durante meses. Algo dentro de mí me decía que siguiera con la idea, y seguí. Seguí mirando cosas por la red, seguí mirando datos, imágenes, videos y más y más información. ¿Como iba a dejar mi idea?

IMG_3665

Cuando llego Enero de 2016, tenía que tomar una decisión, marchar o dejar que el sueño se esfumara. Recuerda que muchas veces los sueños se van por culpa de los miedos, por culpa de lo haré más adelante cuando pueda ir con alguien…y podría seguir con más excusas. Siempre he dicho que si puedes y tienes el tiempo, no lo dudes y ves a por ello. Cogí y decidí marcharme solo hacía la Antártida, montarme en ese barco desconocido y poner rumbo al lugar más increíble e inexplorado del planeta. La Peninsula Antártica.

DSC01740 (1)

Así lo llame, mi Expedición a la Antártida. Ese mismo día que decidí marcharme solo, y debatirlo con mis padres sobre la idea de ir solo y no parecerlos nada bien el poder llegar a un viaje tan lejano y encima solo, pero poco a poco fui convenciéndolos de que este viaje sería diferente, de que este viaje sería el viaje. Mi madre siempre me decía que algún día vendría el salto, el salto del charco, como ella dice. Durante 2014, y 2015, solo había viajado por Europa y en compañía de mi mejor amigo de viaje Juanjo. Ese mismo día hice la reserva y di mi adelanto para reservar mi plaza en aquel barco llamado “Ushuaia”. Tuve que transferir a una cuenta en dólares para poder hacer mi reserva, y aún recuerdo la cara de asombro del chico del banco al decirle estas palabras:

– Quiero ingresar esta cantidad de dinero en dólares, repito en dólares, no me vale en euros para un viaje que voy a hacer a la Antártida.

– ¿A dónde? ¿Y porque en dólares? Fueron sus respuestas…

Tras largo rato de explicación conseguí que entendiera porque realizar el ingreso en dólares y porque me iba a la Antártida. Nada más salir de aquella oficina, me sentí aliviado, quedaban casi 11 meses para mi viaje a la Antártida, pero sabría que llegaría pronto. Como es normal esa espera fue eterna, o mejor dicho larguiiisima. Pero es normal 11 meses son muchos meses. Durante todos esos meses fui preparando mi viaje, mis vuelos hacía Argentina, en concreto a Ushuaia, y también mi alojamiento allí. Me pensaba quedar unos pocos días en Argentina. Es recomendable venir días antes, por posibles retrasos de los vuelos, y el vuelo de vuelta lo mismo, posponer tu vuelo varios días tras la llegada a puerto una vez que realices tu viaje a la Antártida. Puedes leer si quieres pinchado aquí, como iniciar y organizar tu viaje a la Antártida. En cierto sentido organizar un viaje a la Antártida puede parecer difícil y complicado pero sí sabes manejarte en internet y sabes indagar, podrás encontrar un montón de información. Aunque a veces tanta información puede ser malo, porque luego no sabrás qué hacer. Para visitar la Peninsula Antártida necesitaras, tu pasaporte y un certificado que se organiza la propia naviera y un buen seguro médico obligatorio, recuerda que vas a estar muy muy lejos de tu casa, y en caso de rescate tendrán que ir a por ti o en helicóptero, y con esto puedes hacerte una idea de lo que puede costarte dicho seguro. Es cierto que vas sumando cosas, viaje, vuelo y alojamiento y sube y te empiezas a preguntar si dicho viaje merece la pena….Mis dudas eran normales, no sabía cómo iba a ser este viaje, solo tenia una certera idea de cómo sería, una programación, papeles, y más papeles.

IMG_9832

Según se fueron acercando los días los nervios iban en aumento, ya tenia los vuelos, ya tenia alojamiento en Ushuaia, me alojaría en el Hotel Arakur, que en su día me pareció una brillante idea alojarme en un hotel tan bueno, pero si tuviera que volver a elegir hotel, elegiría uno más centrico y a pie de la calle. El hotel Arakur para que te sitúes, esta ubicado en una zona alta de Ushuaia y tienes que llegar en bus que te proporciona el propio hotel, todo es una maravilla de puertas para adentro pero para llegar allí seme hacían las horas interminables. Pero volviendo a España, y llegando a los días del pre-viaje, volvieron los nervios y las ganas, estaba a tan solo días de iniciar esta aventura por la Antártida.

¿COMO EMPEZÓ MI VIAJE?

Aún me acuerdo de aquel jueves a las 14:00 de la tarde, esperando en mi barrio a un amigo que se ofreció a llevarme al aeropuerto, en concreto a la terminal 2, mi memoria aun funciona bien. Me despedí de mis padres, y aquellos amigos más cercanos, el viaje estaba apunto de empezar. Aquel día me llevó al aeropuerto Jasón, siempre agradeceré aquella hora de relax y de charla por el camino. Una vez en el aeropuerto, en las puertas, me despedí de mi amigo con un abrazo, y ya por fin estaba solo, por fin comenzaba esta aventura en solitario, tenia uno nervios increíbles! A día de hoy me manejo por el aeropuerto como pez en el agua, pero por aquel entonces iba muy nervioso y no sabía donde ir y que hacer, ya que sería mi primer viaje “Grande”, pero para mi sorpresa nada más encontrar la cola de facturación de la compañía “Aerolíneas Argentinas” me encontré con mi primer compañero que haría el mismo viaje que yo, lo reconocí por la chaqueta sin duda, me encontré con Rafa!! quien me iba a decir que a día de hoy se ha convertido en un gran referente y un gran amigo de viajes, sin duda fue un gran compañero de viaje. Empecé el viaje creyendo que sería un viaje en solitario y antes de coger el avión ya estaba en compañía. El viaje empezaba muy bien.

P1040410 (1)
Rafa y yo en la Antártida

Estaba con 3 horas antes ya en el aeropuerto, en este tipo de viajes donde llevas esperando más de medio año, las últimas horas son las más esenciales. Nos pusimos a hablar y sobre todo a comentar como sería el viaje, pero para cual mi sorpresa, antes de empezar dicho vuelo, nos encontraríamos con otro compañero del viaje antes de subir a dicho avión, en concreto con Jose Luis.

1522f30a-c176-498f-86c7-54b0e17c3901
Jose Luis y yo en la Antártida (Base Esperanza)

Sin duda antes de empezar dicho vuelo ya éramos tres lo que empezábamos desde Madrid, pero seguramente nos encontraríamos con mucha más gente en aquel barco. En el Ushuaia. Ya se podía decir que el viaje había empezado, una vez el avión estaba en el aire, las horas comenzaban, la cuenta atrás ya había empezado, pero aún así estaba muy nervioso, tan nervioso que no fui capaz de pegar ojo en todo el viaje y mira que fueron horas, en total 12 horas cruzando todo el atlántico hasta llegar a Buenos Aires, una vez en Buenos Aires, tendríamos que coger otro avión y cruzar todo Argentina hasta llegar al sur, a Ushuaia y ya después de aterrizar en Ushuaia empezaría todo. Ahora contado así rápido parece, incluso un viaje super corto, pero las horas pasan despacio, pero como siempre digo un viaje esta para eso, para vivirlo y siempre uno que inicia un viaje no volverá a ser él mismo. Dieciocho horas de vuelo me separaban de mi destino. Nada más aterrizar en Buenos Aires, cambiamos de terminal para poder cambiar de vuelo y llegar a Ushuaia, y cuando estábamos en ese momento cuando esta todo relajado y tienes todo control decidí conectarme a internet via wifi, para dar señales de vida y decía que había llegado bien en mi primer vuelo, y fue ahí cuando recibí un mensaje de otra persona que se preocupo en mi viaje, en este caso fue Noelia, las palabras eran sencillas y directas, me deseaba toda la suerte en mi viaje y sobre todo fuerza porque sabía que estaba muy nervioso y con una fotografía.

IMG_1650

Siempre agradeceré aquellas palabras y momentos. Cuántas historias se esconden dentro de las historias. Con cierto temblor, cogí ese segundo vuelo con dirección a Ushuaia, estaba a tan solo unas horas de mi destino, EL FIN DEL MUNDO. Después de pasar doce horas encerrado en el avión más luego otras 4 y pico en el segundo avión y casi sin pegar ojo lo que realmente necesitaba era una ducha y dormir, dormir mucho, por eso el consejo de llegar con tiempo a Ushuaia, es mejor ir descansado y evitar perder el barco.

IMG_0810
En Ushuaia

La primera foto que me hice fue la clásica, aquella con el cartel famoso en Ushuaia, quería demostrar que había llegado y que me encontraba bien y con ganas de empezar mi viaje. Mis horas por Ushuaia pasaron rápido, fueron de visita a la ciudad, visitando el Glaciar Martial, con riesgos 0, ¿Qué quiero decir con riegos0? Cuando estás tan cerca de tu objetivo, en este caso la Antártida, tenía que evitar caerme, o alguna torcedura o simplemente alguna historia que me dejará fuera de mi viaje tan cerca de él. Los dos días en Ushuaia pasaron rápido, he de decir muy rápido, y cuando me quise dar cuenta ya estaba en el puerto esperando a mi objetivo, el Ushuaia.

IMG_0885
El Ushuaia, esperando.

El día parecía que no acompañaba y que estaba muy cerrado, en unas horas estaríamos atravesando el canal de Beagle y entrado en mar abierto para cruzar el paso de Drake, la aventura estaba ahí. En dichos últimos momentos me despedí de toda la gente que más quería y recibí los últimos mensajes desde España, con el mayo cariño para que empezará mi aventura, digo me despedí porque estaría como 11 días sin conexión alguna, simplemente utilizaría el teléfono para llamar y felicitar a mi hermano por su cumpleaños. Y también dar las gracias a mi amiga Mónica, por esa últimas despedidas tan encantadoras que hicieron que fuese menos nervioso, sus palabras fueron:

–  Te pase lo que te pase ahí afuera, saber que te quiero…Las bromas siempre están con ella. (Siempre estaré en deuda con ella). Una vez embarcados, una vez dentro todo empezaba. Mi viaje estaba ahí.

REALMENTE…¿COMO ES LA ANTÁRTIDA?

¿Es tan espectacular como dicen? ¿Es de esos lugares donde te quedas perplejo? ¿De esos viajes donde dices es mi lugar? o ese lugar donde dirás…Este es el mejor viaje de mi vida. Sin duda son preguntas difíciles, o mejor dicho preguntas con respuestas muy complicadas. Nada más empezar el viaje y en todo crucero de expedición, lo primero que se hace es la charla de seguridad y sus maniobras correspondientes y después el brindis de bienvenida. Aquel líder de expedición, fue claro, muy claro:

–  Este, será el mejor viaje de vuestras vidas.

En ese primer instante yo pensé, este tío se ha venido arriba, el mejor viaje de mi vida dice…quizás el mejor viaje de mi vida es a Mallorca, pensé, nunca se sabrá, porque las circunstancias siempre pueden ser diferentes. Puede ser el mejor lugar de todos y no tener las claves para ser un gran viaje. En mi cabeza daba muchas vueltas sobre aquellas cortas frase de Agustín, así se llamaba, el líder de expedición. Mientras el líder y toda la expedición iban presentándose uno a uno, y comentando que harían en el viaje, el barco iba desplazándose lentamente por el canal de Beagle, dejábamos atrás Ushuaia y nos adentrábamos en los desconocido.

IMG_1011
Pasillo del Ushuaia

Cuando empiezas un viaje a la Antártida tienes que tener claro, que vas a pasar un proceso muy duro, sino que se lo digan a Rafa, mi compañero de camarote.

IMG_2922
Camarote donde dormí los 11 días

Porque digo que tienes que tener claro dónde vas, porque puedes pasar las peores 48 horas de tu vida. Cruzar el paso de Drake es algo que no todos soportan bien. Cenamos sobre las 19:00 y sobre las 22:00 ya estábamos en nuestros camarotes preparados para afrontar nuestra primer noche en mar abierto. Nos recomendaron tomarnos la pastilla contra los mareos durante la cena, la biodramina. Puedes pasar la peor noche de tu vida. Me costó muy poco conciliar el sueño, creo que en nada estaba durmiendo, pero en menos de dos horas estaba despierto sin saber que estaba pasando, el barco, se movía, se escuchaba todo el rato el crujir de las maderas, si te levantabas tenias que tener cuidado y solo veía el ir y venir de Rafa al baño una y otra vez para vomitar, sin duda sería la peor noche de su vida, o quizás de las peores. Sin duda escribirlo, no es lo mismo que vivirlo, pero nada más recordarlo seme viene a la mente aquella noche. Pero conseguí conciliar de nuevo el sueño y volver a dormir, fue una noche algo “movidita”. El nivel fue de un 2 sobre 10, no quiero saber lo que es un 8 sobre 10….

Captura de pantalla 2020-03-02 a las 20.57.43

Según iban pasando las horas, se hacía aquello más lento y lento. El estar 48 horas, es decir 2 días enteros solo viendo agua, se hace la espera larga. En esos momento en cuando empiezas a conocer gente, a charlar y dar con más gente encantadora, durante todas esas horas iría conociendo a Iker, Itxaso, Hector, Roberto, Claudio y Begoña, fue un anticipo de algo maravilloso….

PERO CUANDO TE DAS CUENTAS…LA ANTÁRTIDA!!!
IMG_0963
Primeros avistamientos de tierra

Según vi estos momentos, me puse en la piel de exploradores en el siglo XIX, donde sin saber donde iban, se encontrarían con semejante continente, y también me pongo en la mente del capitán Cook, que fue de los exploradores donde dieron la vuelta a toda la Peninsula Antártida, y dijo que no había un continente….¿Cuánta cantidad de hielo podría haber? Dichas historias te ponen la piel de gallina y te hacen querer más este lugar.

IMG_0950
Se va notando que llegamos

Llegar a la Antártida es de esas sensaciones que no se pueden describir, creo que hay que vivirlo. Pero voy a intentar describir cuales fueron mis sensaciones…Mis primeras reacciones fueron de no me lo creo, de ¿Dónde estoy? o ¿este lugar es real? y cuando van pasando las horas vas entrado de lleno en el lugar, estás metido de lleno en el viaje, pero realmente no sabes aún lo que va a venir. Realmente no sabía lo que vería, realmente no podría llegar a saber que voy a encontrar, y te encuentras con vida, con paisajes desbordantes, mares implacables, témpanos gigantes, sus habitantes más puros y duros, y te das cuenta de que has dado con un lugar diferente, un lugar que enamora, un lugar que estará unido a mi de por vida, pasen los años que pasen este será el MEJOR VIAJE DE MI VIDA.

IMG_1131
Pisando por primera vez la Antártida
¿PORQUE SERÁ EL MEJOR VIAJE DE MI VIDA? 

Quizás estás imágenes te lo demuestren, quizás estás imágenes entren en tu mente como entraron en mí.

IMG_1122
Dos pingüinos barbijo

Quizás te des cuenta de que el lugar no se mide en altura, o en momentos, sino en el número más alto de sentimientos que puede producirte al ver estás imágenes.

IMG_2058
Témpanos de hielo

Y al final te des cuenta de que esto no es sueño, y esta siendo real. Estás en una zodíac, estoy y estuve en una zodiac, en la Peninsula Antártida, viviendo mi sueño, viviendo aquello que fui capaz de perseguir, y de conseguir. Porque la vida es una meta, un objetivo, una ilusión…Y si no somos capaz de luchar por ella..¿Quién lo hará?

DSC01740
Icebergs en medio de la nada!!

Viví lo más profundo de un viaje, y me vine con más recuerdos de lo normal, con amigos, pensando que haría un viaje solo y en ningún momento estuve solo. Porque hasta en los peores momento de nuestra vida pueda pasar algo feliz.

IMG_1280
El equipo Antártico

Y si me dejas te daré un consejo. No soy un experto en viajes, ni en historias, y ni mucho menos en escribir, pero si algo me ha enseñado el viajar es que todo se puede conseguir. Si tienes un sueño ve a por ello, si tienes una meta consiguela, y si hay un bache en el camino esquivalo. Cuando me quise dar cuenta, el viaje había acabado, y ahí estaba Agustín nombrando mi nombre, en aquella sala donde pasé tantas horas junto con increíbles personas y mejores amigos, charlando, viviendo y siendo feliz.

DSC02545
Mi mejor titulo

Y ahora seguramente, después de ver todo esto querrás saber la respuesta…La respuesta de esa gran afirmación que este señor dijo al inicio del viaje…ESTE SERÁ EL MEJOR VIAJE DE VUESTRA VIDA…Quiero responder con claridad, quiero responder honestamente. Según baje de aquel barco con mi pesada mochila al hombre, caminando hacía Ushuaia, entre aquel alboroto, lleno de despedidas, de alguna que otra lágrima. Camine, camine cansado, y con mucha nostalgia, pero a los dos minutos me detuve, me dí la vuelta, y miré aquel barco, miré al Ushuaia, y me dije para mi mismo. Diego, este ha sido el mejor viaje de tu vida, con mucha nostalgia seguí hacía adelante, no había otra. Quién sabe si este puerto y yo nos volveremos a ver. De lo que estoy seguro es de que fue un momento único.

DSC00741
Un último atardecer

Pero no todo es triste, aferrarme a la realidad de que estaba de vuelta sería difícil desde luego, pero no imposible. Ahora sé que cargaré con muchos recuerdos y un corazón lleno de memorias Antárticas. Y ahora si me dejás y quieres…Te contaré la historia día día, reviviendo como fue cada amanecer. Déjame revivir mi sueño Antártico, déjame volver al Ushuaia y a la Peninsula Antártica.

IMG_1531
En el Corazón de la Antártida
 NO TODAS LAS DESPEDIDAS SON TRISTES…

Es cierto que lo que dejamos atrás si ha sido verdadero siempre duelo dejarlo marchar, pero también es cierto que si aquello que hemos vivido es 100% durará toda la vida. En este viaje quiero agradecer todo mi apoyo a mi familia (sin ellos esto no sería posible), a mis dos hermanos que hicieron la llamada más cara de la historia 5$ el minuto, a mis amigos del pueblo, a mis amigos viajeros, a Mario, a Juanjo, que ese espíritu que llevan dentro hacen que uno nunca retroceda, a Noelia por esos momentos tan fieles que perdurarán en los hielos, a Mónica por su sinceridad y apoyo a dar el último empujón. A Vane, que fue de las primeras personas en conocer la verdadera historia de los pingüinos.

PHOTO-2020-04-05-21-22-08

Y a Rafa, Iker, Itxaso, Jose Luis, Begoña, Claudio, Hector y Roberto.

IMG_0378
Los Grandes momentos…

Sin estás personas seguramente el viaje no hubiera sido igual desde luego. Y en especial dar las gracias a ti, lector que también estás ahí en el día a día. Bienvenido!!

¿PORQUE VIAJAR ES UNA MANERA ÚNICA DE VIVIR?

Viaja, descubre nuevos mundo, nuevas culturas, paisajes, momentos, sentimientos, personas, animales, sabores, risas, lágrimas. Descubre como mejor puedas, pero viaja.

Ahora mientras escribo todo esto, mi mente se traslada de nuevo a la Antártida, y pongo sobre la mesa una promesa que me hice a mi mismo aquel 23 de Noviembre de 2016, me dije que volvería antes de los 10 años. ¿Lo conseguiré?

IMG_1880
Una historia dentro de otra historia

Y con una última mirada desde proa, me despido.

IMG_1645
El mejor atardecer

P.d viajero: No son solo las 48 horas de ida con el Paso de Drake, también tienes que volver….La aventura continua.

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: