África Tanzania

Subiendo al Kilimanjaro por la ruta Machame en 7 días🗻🇹🇿. ¿Qué debes saber antes de ir? Mejores momentos, Guía practica + video.

¿Cómo empezar a preparar un viaje al Kilimanjaro?

Para empezar tienes que saber que preparar un viaje al Monte Kilimanjaro por libre es posible y no será muy difícil, pero te llevará su tiempo y dedicación. Cuando hablo de organizar un viaje al Kilimanjaro, habló de la organización antes de ir. Debes de saber que para subir al Kilimanjaro estás obligado a llevar guía y porteadores. La dedicación que tendrás que llevar a cabo durante un tiempo para que salga un viaje perfecto. Antes de empezar a hablar sobre el Kilimanjaro y todas las posibles rutas y compañías con las cuales podrás hacerlo, puedes ver este video, en el cual muestra los mejores momentos mientras yo hice la subida al Kilimanjaro. Antes de pulsar la reproducción del video, tendrás que estar preparado, las imágenes te dejaran con ganas de más!!!

En los primeros pasos que tendrás que dar en la organización de tu viaje al Kilimanjaro será saber cuando días quieres emplear en la subida y que ruta quieres hacer. Debes saber que hay un total de 5 rutas para ascender al Monte Kilimanjaro y solo 2 rutas para bajar. Otra cosa a tener en cuenta será el presupuesto, tendrás que saber qué variara dependiendo del número de personas que realicen la subida a la montaña y de la ruta a elegir. Antes de empezar la subida, tienes que saber que estás realizando uno de los retos más imponente del mundo, estarás subiendo la cuarta montaña más alta, por detrás del Everest en Nepal, del Aconcagua en America del sur, y del Monte Mckinley en America del Norte. Es una ruta de alta dificultad y te llevara su tiempo, pero el premio será enorme. ¿Estás preparado?

¿Dónde está situado el Monte Kilimanjaro?

Para empezar un buen viaje debemos de situar primero la montaña. El Kilimanjaro está situado al noroeste de Tanzania y se compone de 3 volcanes inactivos. Shira en el oeste de 3.962 metros, Mawenzi en el este de 5.149 metros y el Kibo situado entre ambos, cuyo pico es el Uhuru, elevándoselo hasta los 5.895 metros. La traducción de Uhuru es Pico Libertad. Es la montaña más alta de África y la montaña independiente más alta del mundo. El Monte Kilimanjaro también es conocido por sus famosos «Campos de hielo» que poco a poco se van reduciendo detrasticamente, y se estima que desaparecerán por completo entre el 2020 y el 2050.

Monte Kilimanjaro en los primeros días de Ascensión.

¿Qué ruta elegir?

Creo que aquí viene una de las primeras dudas en la organización del viaje. Como ya he mencionado antes dispondrás de 5 diferentes rutas para elegir en la subida al Kilimanjaro. Seguramente las primeras preguntas que te vengan a la mente serán… ¿Cuales son las más bonitas? ¿Cuál es la más fácil? ¿Cuál es la más concurrida de gente? y ¿Cuál es la más barata?

  • «Ruta Marangu» o también llamada Ruta de la Coca cola.

Una de las rutas más conocidas en el Kilimanjaro, en la cual es la única donde subes y bajas por el mismo camino. En esta ruta dormirás en cabañas y es la única ruta que las tiene. Tendrás una colchoneta pero tendrás que llevar tu propio saco de dormir. Es considerada la ruta más fácil, pero no lo es, debido a su mal de altura, en el cual no te da tiempo a aclimatar. Es la más económica ya que llevarás menos porteadores, ya que dormirás en las cabañas. Una de las desventajas que tiene esta ruta es la poca variedad de paisajes que podrás ver. Si quieres llevar menos peso y que te cueste menos dinero, esta es tu ruta!!

  • «Ruta Machame» o también llamada la Ruta del Whisky.

Antes hablaba de la Ruta Marangu como una ruta fácil y a la vez difícil, en este caso la Ruta Machame se podría clasificar como más dificil pero con un mayor porcentaje de éxito.. Esta ruta es de dificultad alta, con zonas bastantes escarpadas, duras subidas y largas caminatas. Está ruta la puedes realizar desde 6 o 7 días. Yo la realice en 7 días para poder afrontar con más calma la subida final, la parte más dura de la subida al Kilimanjaro. Aquí dormirás en tiendas de campaña, con lo cual la comodidad será diferente. Con respecto al paisaje es bastante diferente, esta ruta es conocida por sus paisajes sorprendentes. Lava Tower te dejará anonadado!!! Sin duda un ruta para disfrutarla de principio a fin.

  • «Ruta Rongai»

Si buscas una ruta más libre de gente está es tu ruta. Yo tuve la suerte de poder realizar la Ruta Machame casi vacía, es quizás una de las pocas cosas buenas de la pandemia. Aquí tendrás un mayor porcentaje de éxito y podrás avistar fauna en los primeros días. Recuerda que el ver fauna muchas de las veces es cuestión de suerte y paciencia. También tienes que tener en cuenta que está ruta es más cara. Y para terminar las vistas desde el campamento Mawenzi son espectaculares.

  • «Ruta Lemosho»

De está ruta se puede hablar poco, ya que se junta con la ruta Machame. En el inicio sí tienes suerte podrás observar fauna igual que en la Ruta Rongai. La podrás realizar en 7 o 8 días. Y al ser una ruta más larga y empezar desde más lejos, conlleva a más dinero. Está ruta se puede ir a más de 2.000$ (Una persona). De nuevo en está ruta tendrás que acampar como en Machame y Rongai.

  • «Ruta Umbwe»

Quizás sea denominada la ruta más desafiante y dura y se vuelve a unir a la Ruta Machame en el segundo día. Es desafiante y dura por el inicio.

¿Qué compañía elegir para subir a el Kilimanjaro?

Seguramente una vez que decidas en tu interior o en tu decisión final que quieres subir el Kilimanjaro, tu segunda pregunta será…¿Y ahora con qué compañía lo hago?

He de decir que cuando inicie mi decisión de subir el Kilimanjaro estaba muy perdido, y tuve muchas indecisiones a la hora de coger una compañía. No sabía cual elegir, ya que para hacer este viaje por libre tendrás que confiar en la suerte o buscar mucha información. En mi caso tuve la suerte de que está compañía «Impala Explorer» ya era conocida por un amigo que viajo al Kilimanjaro por la ruta Marangu y me hablo de ellos. Cuando inicias algo con una compañía que no conoces siempre te entran dudas de como serán y sobre todo si son profesionales a la hora de hacer su trabajo. Con Impala Explorer a parte de poder conseguir este sueño de alcanzar la cima, gane experiencia, gane buenos amigos y muchas anécdotas diarias que hicieron del viaje algo divertido, apasionante y fácil. Puedes mirar más cosas de Impala Explorer en su web pinchando en el enlace de antes o pinchando aquí, que te llevará a tripadvisor. En esta compañía encontraras profesionalidad, trabajos bien hechos y gente muy amable y seria. Esto no quita que el grupo sea divertido y a la vez te lo pases muy bien. Al final un viaje se hace para conseguir una meta o un sueño, pero siempre está el lado humano, el poder aprender de ellos, de su día a día, comprender sus vidas y estar con ellos. Con Impala Explorer a parte de subir los 5.895 metros aprendí a ser mejor persona, a valorar los detalles y a recordar cada día en mi memoria. Todo funciona mejor si sabes utilizar las palabras adecuadas…»Hakuna matata amigos».

¿Cuánto cuesta subir el Kilimanjaro?

Otra pregunta muy importante antes de empezar a preparar el viaje. Tendrás que tener claro que no es un viaje barato, pero también debes saber que de las 7 montañas más altas del planeta es la más accesible económicamente hablando y la más fácil sin ser técnica para subir. Subir el Kilimanjaro te costará desde los 1400$ hasta los 2000$ al menos. ¿Cuánto me costó a mi subir? Fueron un total de 1630$ incluyendo todo el equipo necesario para subir, y porteadores, y guía. Recuerda que hice la ruta Machame y dormí en tiendas. Allí podrás alquilar material de montaña. Por ejemplo yo alquilé el saco de dormir con un valor de 20$. Quizás pueda parecer caro el pagar una cantidad elevada de dinero por 7 días, pero las imágenes que se te quedaran grabadas en la memoria serán para toda la vida, y que decir de la experiencia vivida!!

Muy muy cerca de la cima!!!

Consejos para subir el Kilimanjaro

Seguramente cuando leas esto ya tengas muy claro cómo vas a hacer la subida al Kilimanjaro o como lo quieres montar. Para empezar el mejor consejo que puedo darte es….Paciencia!!! La paciencia será todo en tu viaje por el Kilimanjaro, no tengas nada de prisa en realizar la ruta y disfrutar de todo lo que te rodea. Para empezar elige bien tu ruta que vas a hacer e infórmate bien antes de empezarla. Acuérdate de la ropa….Es muy importante que tengas buen material de montaña. Para subir al Kilimanjaro como dije antes no te hará falta material de escalada, pero sí será necesario que tengas buen material de ropa, desde camisetas térmicas, y mallas térmicas para el día final. Chaquetas de plumas y corta vientos, guantes, calcetines buenos y no se te olviden las gafas de sol y la crema solar!!! Prepárate fisicamente unos meses antes de ir, saliendo a correr, haciendo trekkings si puedes en alta montaña y prepara la mente que será lo más importante. Otro buen consejo antes de iniciar la subida al Kilimanjaro será….¿Cuándo ir? Las dos temporadas mejores son de Enero a Marzo que será algo más cálido y de Junio a Octubre aunque posiblemente encuentres un número mayor de personas. ¿Cuándo fui yo? Yo lo inicie en Noviembre. Si quieres saber él porque…continua leyendo hasta el final. Otro gran consejo que te puedo dar es cuida tu salud y estado de ánimo, será muy importante. Para subir el Kilimanjaro tendrás que ir con mucha calma, y paciencia. Recuerda que estarás subiendo una montaña de más de 5.000 metros y puedes tener síntomas de mal de altura. ¿Cómo se combate esto? Caminando muy despacio, bebiendo mucho agua (minoro 4 litros diarios), subir alto, dormir bajo, esto será muy muy importante, revísalo cuando contactes con tu agencia o compañía y como último consejo elegir una ruta más larga para aclimatar mejor, por muy profesional que puedas llegar a ser a veces las prisas nunca pueden ser buenas. Con paciencia y buena letras se llega hasta el final. Pole Pole y hasta el final!!!

Stella Point a 5756 metros!!!

Cosas a tener en cuenta antes de subir…

Una vez tengas todo, desde la compañía, la ruta que querrás subir, el número de días etc…Seguramente te vendrán más dudas más adelante. Aquí te podré resolver algunas. ¿Teléfono móvil? ¿Tendré cobertura? Hay ciertas partes en el Kilimanjaro donde puedes obtener señal con la compañía Vodacom Tanzania. Otra gran cuestión es el agua ¿Tendré que llevarme pastillas potabilizadoras? Yo en este tipo de viajes siempre las llevo, nunca sabes donde podrás utilizarlas, pero durante la ruta tu compañía te podrá proporcionar agua ya potabilízada y lista para beber. Parte del equipaje lo que no vayas a usar en tu estancia en la montaña lo podrás dejar en Moshi, hablándo con dicha compañía. Nunca te olvides de un buen seguro médico!! que cubra rescates de montaña a más de 5.000 metros de altura. Yo hice el viaje con seguros IATI. Y por último….«Propinas» ¿Cuánto tendré que dar? Al final esto va a ser muy relativo porque lo tendrás que valorar durante tu viaje y tu estancia con el guía y porteadores. Mi paso por la montaña y trato con ellos fue excelente. Pero ¿Cuánto está establecido dar?

  • Guía = Entre 15-20 $ por día.
  • Ayudante de guía = 15-20$ por día
  • Camarero = 10-15$ por día.
  • Porteadores = 5-8$ por día.

Como dije antes, al final tendrás que valorar lo que realmente crees que vale todo. Y una última cosa a tener en cuenta antes de subir….Disfruta el Kilimanjaro te espera!!

Mi experiencia con el Kilimanjaro

Todo empezó con «Si tu cambias las vacaciones…Yo subo el Kilimanjaro» . Y seguramente pienses…¿Qué tiene que ver eso con el Kilimanjaro? Tiene que ver y mucho. Pero como siempre digo, hay una historia dentro de otra historia, y no todas las historias son iguales. Soy de las personas que piensa que la vida nos tiene preparado algo cuando más lo necesitamos, y en mi caso necesitaba un regalo de la vida, algo que me hiciese ver que todo el sufrimiento que había estado pasando durante tantos meses tuviera su premio o regalo. ¿Qué tonterías no? Esperar un regalo de la vida…Pues ese regalo de la vida llego un 5 de Julio de 2021, y aún lo acuerdo como si fuera ayer. Seguramente pienses que esperar algo de la vida, cuando la vida no te debe nada es una tontería. Pero soy de esas personas que confía, y a veces cree en esos impulsos y detalles que hacen cambiar el día a día. Han sido muchos años arrastrando miedos, arrastrando inseguridades y cerrandome en mí cuando la vida me ha puesto en apuros. Muchos años donde el rechazo ha sido una marca, generando en mí una burbuja para intentar protegerme y no pasarlo mal. Pero como siempre he dicho siempre hay algo en mí muy valiente que hace que saque un impulso enorme y desafíe grande retos. Retos como irme solo a la Antártida, cruzar media Europa y meterme de lleno en una expedición en las Islas Svalbard en solitario o caminar más de 100 kms hasta el Campo Base del Everest aún sabiendo todas las criticas que llevaba encima. Al final esa burbuja a veces se rompe y doy un paso más, pero solo a veces. Y es que hay una expresión que me encanta, «Que nadie me toque». Como dice mi buen amigo Miguel: «Eres una gran persona, céntrate en eso, y recuerda que has hecho cosas que nunca nadie se atreverá ni a soñar». Hay palabras que a veces entran para siempre. ¿Pero qué ocurre cuando viene un nuevo reto? Tenemos dos opciones, afrontarlos e intentar conseguirlo o tirar la toalla y renunciar. Cuando inicie la idea del Kilimanjaro, no sabría ni por asomo como iniciaría esta ascensión, pero si tenia claro cómo sería el final. Pase todo el 2020 mirando todas las posibilidades para irme a Tanzania en solitario y conquistar esos 5.895 metros y estuve a tan solo una semana de iniciar ese reto, pero cambie de opinión para no preocupar a mi familia yéndome en plena pandemia a África. Me fui a Polonia ya que siendo Europa la cosa podría ir mejor y no tener dificultad alguna a la hora de volver. Y entonces llego el 2021 y con toda la energía en mi, empezó el año con la misma idea que acabo 2021, este año me voy a Tanzania y subo el Kilimanjaro. Inicie de nuevo las conversaciones con la misma agencia que deje en el 2020, estaba decidido con o sin miedo. Pero entonces llegó aquel día…otro día 5, pero esta vez de Febrero y surgió un caos en mi corazón, un disparo en lo más profundo donde podía no levantarme más. Como muchas veces la vida te da regalos, otras muchas veces la vida te da motivos para abandonar todo. Aquello que había esquivado durante todo el 2020 llegó para quedarse, pero no en mí, si no en mi madre. Y ahí fue donde abandone todo proyecto, abandone todo, hasta quedarme un solo hilo de fe en mi interior para abordar la que me estaba cayendo. ¿Ahora entiendes por qué llamo regalo a aquel día 5 de Julio? A veces arrastramos y arrastramos tanto por dentro que cuando viene un poco de luz no queremos saber nada y nos cerramos. Y fue mi caso, una burbuja tan grande que nadie me podría tocar. Por suerte en esta historia todo salió bien y en aquella primavera pude ver salir el sol, pude respirar y aliviarme de tal manera que inicie de nuevo ese ascenso al Kilimanjaro ¿Cuántas veces había subido ya el Kilimanjaro en mi mente?

Agotado y abandonando todo proyecto

Pero está vez inicie el Kilimanjaro de otra manera, poniendo un anuncio para ver sí esta aventura se iniciaba en solitario o con más gente. Durante meses aquel anuncio paso desapercibidio hasta dándolo por perdido y olvidado. Me centré en mí y puse un objetivo para ese Octubre donde tenia marcada mis vacaciones. Y entonces ocurrió…»Los llamados regalos de la vida» aquel 5 de Julio llegó, marcando un inicio prometedor. Nunca se conoce a las personas por mucho tiempo que pase, pero aquella persona entró con ganas y decidida. Aquella persona fue Almudena, y no seme olvidarán aquellas primeras palabras con las que empezó. Me llamo Almu, soy del 86 y de Castellon.

Uno de esos instantes que llamo impactos del viaje

Y entonces fue todo rodado, se iniciaron las conversaciones e ideas de cómo sería todo, de cómo se podría realizar el viaje y de poder afrontar el Kilimanjaro. Reconozco que tuve miedo, seguía encerrado en mi burbuja muchas de las veces, pero por dentro sabía que iría bien desde el primer día. Desde aquel 5 de Julio, yo sabía que todo iría bien. Cambie mis vacaciones y el viaje comenzó. ¿Quien no arriesga no gana no? Como la dije a ella una vez antes de comenzar el viaje «Hablar contigo, es un regalo». Comenzaron los miedos del Kilimanjaro, las dudas, las noches donde el miedo llega y te hace dudar si se podrá o no. Mi mentalidad seguía como en Nepal, con fuerza y gana, sabiendo que con paciencia y buen animo todo se podría. Paso todo el verano y aún dentro de mi burbuja se inicio todo. Se inicio el Kilimanjaro, se inicio Tanzania un viaje que cambio parte de mi vida. Siempre se lo dije «Podrás y llegarás hasta el final». Se puede ver la fuerza en algunas personas incluso sin saber cómo son por dentro. Y afrontamos el reto con nervios, ella más que yo. Y como olvidar aquel primer desayuno cuando su cara se quedó en blanco…En mi mente pensaba que había pasado algo, pero no…Era el Kilimanjaro!!! Se veía de fondo su cima. Nunca olvidaré ese momento tan épico.

¿Cómo se inició el sueño del Kilimanjaro?

¿Cómo se inició? Como todo en esta vida cuando tiene una ilusión…Con una sonrisa! Allí estábamos iniciando algo que meses después de toda aquella tormenta ni yo me creía. Estaba en mi aventura, en un viaje que siempre había soñado, un viaje tan salvaje donde cada día sería prometedor. Meses después de terminar el viaje, mi psicóloga Paula me dijo: «Las personas que afrontan este tipo de viajes tan llenos y emotivos, tienen una mentalidad muy abierta y son capaces de todo» a día de hoy aún me marca esa frase dentro de mí. Se podía ver la energía en aquel equipo, se podía ver qué aquello iba a ser prometedor. Una aventura de esas que retrasan la cena y te sacan de la rutina.

Un inicio lleno de magia y color.

Podría seguir hablando de cada instante del inicio del Kilimanjaro y de cada rincón que recorrimos en este inicio pero se perdería toda la magia que puede producir en tu ascenso por primera vez a esta majestuosa montaña. Quizás lo mejor sea que en tu inicio por la montaña, descubras como es.

¿Qué te espera en el final?

Te mentiría si dijese que el final será fácil y que el último ascenso será coser y cantar, pero como en todo ascenso y como en todo final hay que dar un último empujón. Sacar esas últimas fuerzas y tocar el final con ganas. Pero…¿Cómo se describe el tramo final? Seguramente si ya has leído cosas sobre el Kilimanjaro, sabrás que el final es lo más duro de todo, ese ascenso que se comienza a media noche para intentar llegar al amanecer. Un final donde cada paso cuenta. ¿Cómo lo viví yo? Si te soy sincero ha sido uno de esos momentos en mi vida en los que te das cuenta la capacidad que uno puede llegar a tener antes un gran reto como el Kilimanjaro. Comenzamos el ascenso cerca de las doce de la noche, y aún puedo recordar el viento golpeando la tienda de campaña antes de comenzar, se preveía un inicio muy muy pero que muy frio, donde siempre habíamos bromeado como quien aguantaría más el frio y quien llegaría antes a la cima. Pero lo que realmente importaba era llegar. El ascenso fue muy duro y largo, la táctica y paciencia era no mirar para arriba para no venirse abajo. Pero mientras iba caminando centrado en mi idea de poder llegar arriba, poder centrarme en mi y dar gracias a la vida por cada instante en esta montaña, y te das cuenta de la belleza que te rodea aunque fuera de noche. Se podía intuir. Mi idea era llegar y poder sentir la paz por dentro, salir de aquella burbuja y dar gracias por aquel impulso en mi vida, pero a veces la vida nos da cosas y también nos añade cosas, como hable en el otro post acerca de porque subiría al Kilimanjaro. Iba con una idea, donde noches anteriores lo visualicé y acabe olvidando mi idea. ¿Porque? Iba tan centrado en mí que olvidé que no iba solo. Dicha subida a la cima no habría sido posible sin la ayuda de Almudena, sin ese regalo de aquel 5 de Julio. Gracias a ella pude afrontar muchos momentos en los que me venia abajo, y todos esos madrugones donde costaba empezar. Gracias a ella y a esa sonrisa en cada mañana fue más fácil terminar. Por eso en la recta final decidí invertir mi tiempo y mis últimas fuerzas en ella, ayudando y empujando hasta el final, poco a poco hasta conseguir finalizar y llegando a la vez. A escasos metros de llegar pensé….«Lo hemos conseguido» y me vinieron a la cabeza todos esos momentos durante todo el verano, todas esas dudas y miedos que rondaban nuestras mentes y es que al final, quien no lucha, jamás sabrás si lo va a conseguir. Días después ya en frio, ella me decía que lo había conseguido pero que no estaba contenta con la forma en la que había terminado, pero ella no se daba cuenta de que fue ella quién termino, fue ella quien dio los últimos pasos y fue ella quien coronó el techo de África. Por un momento salí de aquella burbuja, por un momento me sentí libre.

Coronando los 5.895 metros en el Kilimanjaro

Es solo andar me dijeron…Un paso tras otro bolo y lo conseguirás…Qué razón tenia en aquella frase. Paso a paso, acabe tocando el cielo. Quizás no finalice mi idea, pero si me sentí feliz, a veces no todo sale como esperamos, pero eso no quiere decir que el resultado sea malo. Y ahí estábamos a 5.895 metros en el techo de África.

Recuerda los momentos que será aquello que te lleves para toda la vida. Este final jamás saldrá de mi memoria. Ahora casi 3 meses después de mi expedición por Tanzania y la subida al Kilimanjaro, recuerdo con mucha emoción cada momento, recuerdo y añoro cada instante donde formaran parte de mi memoria. Con ganas de abrazar a aquellos que empujaron y ayudaron para conseguir este sueño. Mil gracias Almu por hacer de un viaje, un viaje diferente.

Siempre estaré en deuda con Joseph siempre había una sonrisa fuese la hora que fuese te alegraba el día, Emmanuel siempre tenia esa fuerza para continuar y darte ánimos para terminar con una sonrisa el día.

Gracias a Moses cada mañana y cada noche fueron diferentes, siempre había una sonrisa en él, Te quiero te quiero!! Nakupenda hermano!!

Al final fue una buena banda sonora muy autentica. Mil gracias a Rahim por esas deliciosas comida, cenas diarias y esas deliciosas sopas que hacían entrar en calor, y como olvidarme del resto del equipo, de los más fuertes, aquellos que hicieron todo posible, James, Bonny, Privatis, Pepe, Julius, Ally, Charles, Peter…

Equipo entero de Impala Explorer

Y como olvidarme de ti, lector que al final has sido un compañero más, gracias por llegar hasta el final, gracias por leer cada rincón de esta historia tan fascinante y llena de magia, una parte de ti ya ha subido al Kilimanjaro. Mil gracias por llegar hasta el final.

Y aquí termina la historia de mi subida al Kilimanjaro, espero que hayas disfrutado de cada momento.

Jambo! Jambo bwana!! Habari gani? Mzuri sana!! Wageni mwakaribishwa!! Kilimanjaro!! Hakuna matata!!

Asante sana Tanzania!!

Recuerda que puedes comentar que te ha parecido y compartir para seguir creando sueños.

Una milla más.

3 comentarios

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: